Connect with us

Archivo Opinión

Crisis políticas poblanas de 1963 a 2018

Published

on

Sin Límites

Por Raúl Torres Salmerón

 

*Renuncias de gobernadores, interinos y problemas que enfrentaron

 

A partir de este día, Puebla y su gobierno panista a cargo de Martha Erika Alonso de Moreno Valle inician su trabajo en medio de una crisis política que puede agravarse, al desdeñar tomar protesta en el Congreso del Estado y hacerlo frente al Presidente del Tribunal Superior de Justicia.

Las recurrentes crisis políticas poblanas desde mediados del siglo pasado, están registradas en la historia y en el recuerdo de los viejos poblanos.

Una vez más estamos al principio de una seria crisis, quizá la más grave de los últimos 30 años. En el fondo es lo mismo: Las fuerzas de la izquierda en contra de los activos de la derecha. Ahora es el enfrentamiento entre la izquierda que tiene sus manos el Congreso del Estado y los principales Ayuntamientos en contra de una gobernadora del PAN.

El inicio de esta crisis que puede perjudicar a cientos de miles de poblanos, ha sido propiciada por el ex mandatario panista Rafael Moreno Valle Rosas, al colocar en la Casa Puebla a su esposa.

SEIS GOBERNADORES EN DOCE AÑOS

En la historia del siglo pasado, el general Antonio Nava Castillo, arbitrario y prepotente, electo gobernador en 1963, tras 20 meses y 20 días solicitó licencia por conflictos con universitarios, conocido popularmente como “el problema de la leche”. En esa época la universidad se dividió entre Carolinos y Fúas, es decir, la izquierda contra la derecha.

Lo sustituyó en 1965 Aarón Merino Fernández conocido como el modernizador de Puebla con la instalación de las empresas Hylsa y Volkswagen y el entubamiento del río San Francisco. En este interinato sucedieron los famosos hechos de Canoa. El 14 de septiembre de 1968, en San Miguel Canoa una multitud enloquecida por el fanatismo religioso anticomunista provocó heridas y muertes a labriegos y trabajadores de la UAP. Los agraviados fueron Pascual Romero Pérez, Odilón Sánchez Islas, Lucas García García, Ramón Gutiérrez Calvario, Jesús Carrillo Sánchez, Julián González Báez, Roberto Rojano Aguirre, Miguel Flores Cruz, los tres últimos nunca recibieron justicia.

Otro general, Rafael Moreno Valle fue electo para el periodo 1969 a 1975, abuelo de Moreno Valle Rosas, quien no terminó su periodo, pues gobernó tres años con 21 días debido a los conflictos y matanzas contra campesinos y su alejamiento con la sociedad, lo cual hizo que oficialmente pidiera licencia por “enfermedad”.

Lo sustituyó interinamente del 23 de marzo al 14 de abril de 1972, el entonces Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Mario Mellado García. El Congreso nombró gobernador sustituto a Gonzalo Bautista O’Farril, a la sazón alcalde de Puebla Capital, quien gobernó un año 15 días y fue obligado a renunciar por conflictos universitarios. Nuevamente los Fúas y Carolinos pelearon, hubo represión gubernamental y escándalos. En 1972, los expulsados de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), fundaron la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

Ocupó su lugar Guillermo Morales Blumenkron, un viejo radiodifusor, quien concluyó ese sexenio en medio de problemas. El doctor Alfredo Toxqui Fernández de Lara (1975-1981) fue candidato del PRI al gobierno. Su lema de campaña reflejaba la situación en Puebla: “Cancelemos odios y rencores”. Logró concluir su sexenio, cosa inusitada en la Puebla de esa época, luego de seis gobernadores en 12 años.

GOBERNADORES DE LA ÉPOCA MODERNA

Vale la pena señalar que Alfredo Toxqui y los posteriores gobernadores, Guillermo Jiménez Morales, Mariano Piña Olaya, Manuel Bartlett Díaz, Melquiades Morales Flores, Mario Marín Torres y Rafael Moreno Valle Rosas, afrontaron crisis políticas graves. El ahora ex gobernador José Antonio Gali Fayad, aunque no tuvo crisis políticas serias, le tocó enfrentar el tremendo problema de la inseguridad. La siguiente gobernadora, Martha Erika Alonso de inicio ya tiene serios problemas con MORENA, además de la inseguridad.

Toxqui logró pacificar al estado aunque también tuvo sus crisis, la más formidable fue un paro del comercio en pleno 10 de mayo, organizado por el entonces líder empresarial Eduardo García Suárez. Aguantó embates universitarios y empresariales. Llegó la calma y se dio el lujo de impulsar la cultura popular y hasta editar discos con canciones poblanas.

Como gobernador, Guillermo Jiménez Morales (1981-1987) enfrentó una matanza de 25 campesinos invasores de tierras en la zona de Pantepec a cargo de guardias blancas de latifundistas. Sostuvo contra viento y marea la elección de Jorge Murad del PRI contra Ricardo Villa Escalera del PAN a la alcaldía de Puebla, donde se registraron nutridas manifestaciones. También peleó con empresarios adueñados de la Junta de Mejoramiento Moral Cívico y Material del Municipio de Puebla y hubo balaceras en la universidad.

Mariano Piña Olaya (1987-1993) dejó encomendado el gobierno a su asesor Alberto Jiménez Morales, ex líder nacional de la Confederación Nacional Campesina. Se dedicó a los negocios y a disfrutar de su puesto de gobernador, pero en el Distrito Federal; Piña encaró manifestaciones de cacerolas vacías comandadas por Ana Teresa Aranda. Enfrentó manifestaciones de la entonces poderosa agrupación 28 de Octubre de vendedores ambulantes. Se le revirtió la expropiación de terreno en la zona Atlixcáyotl y soportó manifestaciones de mujeres vestidas de negro. Su último informe prefirió enviarlo al Congreso.

Manuel Bartlett Díaz (1993-1999) también tuvo problemas. Antes de tomar posesión enfrentó a Antorcha Campesina y luego, ante acusaciones de medios nacionales e internacionales, aclaró que no tenía ligas con el narcotráfico. Enfrentó a los consejeros “imparciales” del IFE, encabezados por el panista Santiago Creel. Entregó el municipio de Huejotzingo al PAN para que ese partido se sentara en gobernación para acordar una reforma electoral. Hubo marchas contra la construcción del agua potable procedente de Nealtican. Desafió al entonces presidente priista Ernesto Zedillo al lanzarse como pre candidato presidencial del PRI. El asunto de la “caída del sistema” de 1988 lo persiguió siempre.

Quien menos crisis de gobernabilidad tuvo fue Melquiades Morales Flores (1999-2005). Contuvo el escándalo de su secretario particular Víctor Manuel Giorgana, acusado de tráfico de influencias por liberar a un industrial regiomontano de la cárcel. Hubo momentos críticos cuando unas enfermeras del Hospital del Niño Poblano se cortaron las venas por no dejarlas sindicalizar y cuando se dio a conocer por el diario Intolerancia, una grabación entre el senador Germán Sierra y Ernesto Echeguren sobre la sucesión del gobierno estatal. Su virtud fue ser prudente y tolerante.

A menos de un año de tomar posesión, Mario Marín Torres (2005-2011), enfrentó un linchamiento mediático por la detención de la periodista y escritora Lydia Cacho y su traslado de Cancún a Puebla. En conversaciones telefónicas con el empresario Kamel Nacif, publicadas por La Jornada, se pusieron de moda las frases “mi góber precioso” “papá” y “mi héroe”. El asunto de Cacho provocó una investigación de la SCJN que lo exoneró y hubo amenazas de juicio político por parte de la Cámara de Diputados y la desaparición de poderes por parte del Senado de la República.

Posteriormente Rafael Moreno Valle Rosas (2011-2017), panista, terminó con la era priísta poblana. Con grandes presupuestos construyó obras faraónicas. Se dedicó a dividir la sociedad poblana con formas de tirano, encarceló a sus opositores, sus jefes policiacos fomentaron el robo de huachicol, un niño murió en una represión policiaca en una manifestación por la desaparición del Registro Civil en las juntas auxiliares y reformó las leyes a su antojo.

Colocó como sucesor para un ciclo de menos de dos años a un carismático poblano, José Antonio Gali Fayad (2017-2018), quien realmente por su estilo de gobernar sin odios ni rencores, logró devolver la confianza a la sociedad poblana. Lástima que solamente tuvo un periodo de gobierno de menos de dos años.

MORENA CONTRA EL PAN

El candidato de MORENA en 2018 fue Luis Miguel Barbosa Huerta, con el respaldo de la fuerza del actual presidente Andrés Manuel López Obrador. Enfrentó a la esposa de Moreno Valle, Martha Erika Alonso del PAN, pero la elección fue muy cerrada, llena de violencia, robo de urnas, boletas y balaceras.

Pese a lo cerrado de la elección y las denuncias de fraude electoral, las autoridades electorales estatales respaldaron el triunfo de Alonso. Barbosa recurrió al  tribunal federal, que resolvió siete días del término del gobierno de Gali. Después de la elección presidencial de AMLO, el Congreso del Estado y la mayoría de ayuntamientos importantes quedaron en manos de MORENA.

Horas antes de la decisión, el pasado sábado, todo indicaba que se anularían los comicios y se convocaría a elecciones extraordinarias.

Pero, el asunto de la disminución de salarios de dentro del Poder Judicial, provocó problemas con los poderes Ejecutivo y Legislativo. Hubo solidaridad del  TEPJF con el Poder Judicial y en maratónica sesión y cerrada votación de 4 a 3, respaldaron el triunfo de la panista Alonso.

Lo anterior ha provocado en pocos días una polarización tremenda entre las fuerzas políticas y la sociedad poblana, como hace más de medio siglo.

Debemos tener cuidado. La historia se repite. No la entendemos y menos aprendemos.

En fin, como dicen los versos del venezolano Germán Fleitas:

A veces reina en mí tal desconcierto,

que no siento ni entiendo lo que escribo.

O creo hallarme vivo estando muerto,

o tengo el alma muerta estando vivo…

raultorress@hotmail.com

Sin Límites

En Tlaxcalantongo, Puebla, nació el Estado Mexicano

Published

on

SIN LÍMITES

Por Raúl Torres Salmerón

 

*Con la muerte de Carranza terminó la Revolución Mexicana: Historiador

 

El pasado 21 de mayo se cumplieron los 100 años de la muerte de don Venustiano Carranza en la población de Tlaxcalantongo, junta auxiliar de Xicotepec de Juárez, en la Sierra Norte de Puebla.

Este hecho, de acuerdo a una conferencia virtual que el historiador Javier Garciadiego Dantán, ex Presidente del Colegio de México y Director de la Capilla Alfonsina, es relevante porque al morir Carranza, en ese lugar poblano, nació el Estado Mexicano Posrevolucionario y terminó la Revolución Mexicana.

La plática la organizó el Colegio Nacional en redes sociales y tuvo lugar el día 21, donde señaló que estos hechos tan importantes para el país, no se han señalado de manera relevante desde el punto de vista histórico, debido a que los sucesos de aquella madrugada en Tlaxcalantongo, se han novelizado demasiado.

Acotamos nosotros que son cosas de la vida. Puebla Capital fue la cuna de la Revolución Mexicana con el alzamiento y muerte de Aquiles Serdán y en Tlaxcalantongo, en la Sierra Norte de Puebla, terminó la Revolución Mexicana y nació el nuevo Estado Posrevolucionario.

Estos fueron los principales conceptos de Garciadiego en su charla:

-Las clases medias revolucionarias eran integradas principalmente por los militares sonorenses Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles, quienes pudieron agrupar después a las clases populares que encabezaban Francisco Villa y Emiliano Zapata.

-Después crearon un partido político y un sistema que a la fecha tiene duración. Aglutinaron centrales obreras como la CROM y con los campesinos, promovieron la reforma agraria y la repartición de tierras.

-Al morir Carranza se terminó la etapa armada de la Revolución Mexicana y nació el Estado Nacional Posrevolucionario.

-Carranza no era muy popular, pero era el hombre de mayor experiencia política de todo el grupo revolucionario.

-Madero inició el proceso revolucionario y Carranza acabó con el antiguo régimen. Con su experiencia enfrentó en 1916 el grave problema de la Expedición Punitiva de EU y logró en 1917 la promulgación de una nueva Constitución.

EL ASESINATO, LLAMATIVO PARA NOVELAS

-El asesinato de Carranza tiene elementos novelescos, por eso existen muchas crónicas, memorias y testimonios al respecto, como los escritos de Francisco L. Urquizo, Martín Luis Guzmán y Fernando Benítez.

-Esos elementos los integran la huida a Veracruz para instalar el Gobierno, que llevaba el tesoro nacional, la traición y el asesinato o un posible suicidio. Esto último, es una discusión difícil de concluir, porque no hubo autopsia sino embalsamamiento del cadáver, además de que hay tortuosos documentos judiciales. En lo personal creo que fue un asesinato.

-Existieron duras peripecias. La travesía puede reconstruirse en forma tan detallada como se quiera, pero basta con Tetela de Ocampo, Cuautempan y La Unión, donde hicieron contacto el día 20 con Rodolfo Herrero, un oscuro militar federal originario de la región de Zacatlán que se había convertido en rebelde pelaecista desde 1915, pero que pocos meses atrás se había amnistiado a través del general carrancista Francisco de P. Mariel, quien presentó a Herrero con Carranza.

-De La Unión, y ya con Herrero, el grupo se dirigía a Villa Juárez (hoy Xicotepec) para preparar el itinerario del día siguiente. Herrero se despidió, para regresar en la madrugada del día 21 con una veintena de hombres, divididos en tres grupos y atacar al contingente presidencial, concentrando el fuego en la choza donde dormía Carranza y otros cinco.

-Los disparos los dirigieron al lugar de la choza donde sabían que dormía el Presidente. La mejor prueba es que fue el único herido, pues el resto de sus acompañantes lograron escapar, si bien varios fueron hechos prisioneros por Herrero.

-Los acontecimientos posteriores no pueden ser olvidados. Enterado de lo sucedido, Mariel se lanzó contra Herrero, pero quienes iban como sus prisioneros, Manuel Aguirre Berlanga, Paulino Fontes, Pedro Gil Farías e Ignacio Suárez, quienes, salvo Fontes, habían dormido en la misma choza que Carranza, le pidieron que no los atacara porque, en rigor, el presidente se había suicidado.

-A su vez, el cadáver fue enviado a Villa Juárez para ser embalsamado por el médico de la Compañía de Luz y Fuerza de Necaxa, de apellido Sánchez Pérez. Sin conocimientos de medicina forense, no practicó una autopsia, a pesar de lo cual detectó dos heridas en el tórax por arma de fuego, otra en el epigastrio, una más en el muslo y una última en la mano izquierda, número suficiente para poner en duda la versión del suicidio y para suponer que Carranza había sido acribillado desde el exterior de la choza.

-Sin embargo, estas posibilidades no son excluyentes. Hay quienes sostienen que Carranza recibió el balazo en la pierna, y que para no caer en manos de la soldadesca que lo atacaba y luego ante Álvaro Obregón y Pablo González, él mismo prefirió darse un último disparo.

-La historia tiene procesos de corto tiempo y secuelas de largo tiempo. Cerremos el caso del asesinato de Carranza, que el biógrafo ceda el paso al historiador. Olvidemos también de si fue o no suicidio, la historia no es una ciencia forense ni el historiador un agente del Ministerio Público.

LOS CUATRO ERRORES DE CARRANZA

-Carranza tuvo cuatro errores principales: Primero, debió hacer concesiones a villistas y zapatistas ya habiéndolos vencido, pues era imposible construir un Estado revolucionario si no se integraba a los sectores populares más importantes de aquel proceso. Segundo, no fue atinado confrontarse con Estados Unidos, pues al concluir la guerra en Europa, pasaría a ser la principal potencia mundial. Tercero, su aplaudible política civilista fue prematura y en política las propuestas más atinadas si son prematuras, terminan siendo fallidas. Cuarto, equivocó toda su estrategia sucesoria.

-Concluyamos que la revuelta de Agua Prieta fue breve, anodina, carente de cualquier épica, en la que no participó la sociedad civil, pues fue un ajuste de cuentas entre la clase política y los sectores militares dentro del grupo constitucionalista.

-Al margen de su oprobioso final, las secuelas y consecuencias de la revuelta de Agua Prieta fueron largas y positivas. En ese 1920, en Tlaxcalantongo, nació un nuevo tipo de Estado Posrevolucionario, encabezado por clases medias y populares, ya no por élites como Carranza o incluso Madero.

-Era un nuevo Estado no radical, pero que integró a los sectores populares, villistas y zapatistas, dispuesto a hacer concesiones sociales a campesinos y obreros, que recuperó a quienes el carrancismo tenía marginados y terminó la etapa armada de la Revolución Mexicana.

-Fue un Estado que se prolongó hasta el cardenismo y más allá. En esto radica la verdadera importancia histórica del asesinato de Carranza.

En fin, como dice el corrido popular de La Cucaracha:

 

Ya se van los Carrancistas,

ya se van para Perote,

y no pueden caminar,

por causa de sus bigotes.

 

La cucaracha, la cucaracha,

ya no puede caminar;

porque no tiene, porque le falta

marihuana que fumar.

 

Con las barbas de Carranza,

voy a hacer una toquilla,

pa’ ponérsela al sombrero

del señor Francisco Villa.

 

raultorress@hotmail.com

Continue Reading

Sin Límites

Una oportuna iniciativa de Armenta para salvar al planeta

Published

on

SIN LÍMITES

Por Raúl Torres Salmerón

 

* Declaremos al planeta como organismo vivo, señala

Nada tan oportuno, antes de la generalización de la crisis mundial por la pandemia del coronavirus, fue la presentación de la iniciativa de ley para elevar a rango constitucional, el considerar al planeta Tierra como un organismo vivo, el pasado 11 de febrero en una sesión ordinaria, a cargo del Senador de la República poblano, Alejandro Armenta Mier.

Después de darle un respiro al planeta con el confinamiento de más de medio mundo, fue posible ver multitud de aves cantando, jabalíes caminando por ciudades israelitas, francesas y españolas, patos, peces y delfines en los canales de Venecia, un puma en Santiago de Chile, gamos en Inglaterra, cabras montañesas en Gales, ciervos en ciudades japonesas, vacas y caballos en ciudades de la India, canguros en ciudades australianas, conejos en diversas playas y un sinnúmero de casos más.

Al volver a la normalidad, nueva le dicen, ya hay una conciencia para salvar al mundo. Por ello, Armenta Mier señala en su iniciativa “porque la vida del planeta no tiene partido, el planeta es un organismo vivo, el planeta es un ente de derechos, les invito a cambiar el paradigma, está en nuestras manos, que México sea el primer país en el mundo que lo declare, que busquemos salvar al planeta”.

El moreno Armenta Mier es Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, de la Comisión Bicameral en Materia de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y de los Municipios y miembro de las Comisiones de Economía, de Federalismo y Desarrollo Municipal y de Relaciones Exteriores.

Fue muy claro el legislador en su intervención del pasado 11 de febrero de 2020, donde pidió reformar los artículos 4 y 73 de la de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de reconocimiento de los derechos del planeta. Los siguientes son los datos que aportó en su iniciativa:

-Es una responsabilidad que tenemos con nuestro planeta y que sabemos que esta iniciativa va a tener el respaldo de todos los grupos parlamentarios, se trata de cambiar el paradigma de cómo vemos al planeta e insertar el reconocimiento al planeta como un ente de derechos, porque en él existen todos los sistemas de vida procurando su bienestar y sobre cualquier actividad humana o interés económico.

-De 14 hábitats que existen en el planeta, 10 están colapsados, donde existen millones de organismos vivos incluyendo al ser humano; son 165 mil millones de dólares al año lo que representa en gasto, en costo el desastre ambiental que el ser humano genera.

-Que México sea el primer país en el mundo que lo declare, que busquemos salvar al planeta.

-La tala ilegal y el comercio, porque se antepone el interés económico y a la sobrevivencia del planeta, suma más de 270 mil millones de pesos en tala de árboles.

-En materia de agua, para el 2025 la ONU señala que dos terceras partes del planeta sufrirán escasez; calculan de seis a siete millones de muertes prematuras por la contaminación.

-México es el quinto país en el mundo con mega diversos ecosistemas, por eso México tiene que ser el primer país en el mundo en declarar al planeta organismo vivo y ente de derechos para que logremos preservar su vida.

-Después de la Segunda Guerra Mundial, se declaró al medio ambiente como un derecho humano a un ambiente sano, hemos puesto en el centro de los intereses al ser humano, no al planeta.

-A partir de 1972 pese a múltiples declaraciones de organismos internacionales y reuniones, seguimos aniquilando el planeta.

-Necesitamos asegurar que el planeta tenga derechos por encima de los derechos que el ser humano tiene para su extinción, es lo que estamos haciendo, extinguiendo a las especies, matando al planeta y nos estamos matando nosotros.

-No va a haber posibilidad de actividad humana si no persisten los ecosistemas del planeta. Los humanos nos hemos equivocado en el paradigma, no somos el centro del universo.

-La ilustración, el enciclopedismo, la Revolución Francesa, la declaración de los Derechos del Hombre y de Mujeres, hizo que el ser humano fuera el centro de las atenciones y descuidamos al conjunto de especies con las que convivimos y necesitamos.

-El ser humano alteró ese equilibrio y por eso necesitamos que sea el sujeto titular activo, para garantizar la preservación.

Hasta aquí las ideas de la intervención en el Senado de Alejandro Armenta Mier.

Una vez pasada la pandemia, esta iniciativa es necesaria, atinada y urgente. Debemos sumarnos todos los ciudadanos mexicanos a esta propuesta.

En fin, como escribió Antonio Machado (España, 1875-1939) en sus Proverbios y Cantares:

 

Confiemos

en que no será verdad

nada de lo que sabemos.

Indaguemos

que tal vez no sea verdad

aquello en lo que creemos.

Fe empirista. Ni somos ni seremos.

Todo nuestro vivir es emprestado.

Nada trajimos; nada llevaremos.

 

raultorress@hotmail.com

Continue Reading

Sin Límites

¿Se suicidó Carranza en Tlaxcalantongo, Puebla?

Published

on

SIN LÍMITES

Por Raúl Torres Salmerón

 

*Persiste la duda histórica a 100 años de su muerte 

En noviembre de 2016, se anunció en el periódico Milenio que la ropa interior de algodón y la camisa que llevaba don Venustiano Carranza cuando fue emboscado en una choza en Tlaxcalantongo, en la Sierra Norte de Puebla, en mayo de 1920, sería estudiada por especialistas del Instituto de Ciencias Forenses (ICF) del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la CDMX para realizar pruebas y conocer las circunstancias de su muerte.

Así lo informó Édgar Elías Azar, en ese entonces Presidente del TSJ antes del festejo de los 100 años de la Constitución. Fue el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) el organismo que solicitó un análisis de la vestimenta de Carranza.

Elías Azar comentó que se iba a determinar el tipo sanguíneo y la cantidad de pólvora de la ropa para determinar a qué distancia mataron a Carranza, en vista de las distintas versiones sobre su muerte, ya que hay quien dice que lo acribillaron afuera del jacal donde estaba durmiendo y otros sostienen que introdujeron los rifles por las rendijas de los maderos y desde ahí lo acribillaron.

Otra versión, del historiador Enrique Krauze, señala que Carranza se suicidó. La ropa fue prestada por los descendientes del revolucionario que se exhiben en el Museo Casa de Carranza en la CDMX.

Elías Azar informó en 2016 que los estudios estarían listos en poco tiempo, pero no se hicieron públicos. Además, el Presidente del TSJ renunció a su cargo en marzo de 2017.

LA HIPÓTESIS DEL SUICIDIO

Enrique Krauze, en la revista Vuelta, número 111, de febrero de 1986 publica cinco páginas de testimonios y una amplia bibliografía de los hechos en Tlaxcalantongo.

Su hipótesis está sustentada con testimonios, documentos y declaraciones de personajes que presenciaron los hechos, así como telegramas y el juicio respectivo.

Reconstruyó la historia del suicidio en una entrevista con Milenio: “En Tlaxcalantongo, antes que esperar que lo apresaran, lo humillaran, vejaran o lo asesinaran, como ocurrió con Madero, Carranza tomó la resolución de quitarse la vida. En mi libro Puente Entre Siglos, después en un capítulo de mi libro Biografía del Poder, doy varios elementos para sostener que se suicidó; consulté a médicos forenses hace 30 años, y algunos estuvieron de acuerdo, otros tuvieron sus dudas.

“No me encapricho con esa hipótesis; veo con magnífica actitud que se sigue investigando esto y me interesa muchísimo saber los resultados, para que se avance en la verdad histórica. Lo que resulte de los estudios químicos y de ADN, en caso de que se confirme o no el suicidio, no cambiará la historia de México. Creo que, finalmente, es un incidente en la vida nacional, aunque algo muy importante en la biografía de Carranza: un detalle muy dramático en su vida; lo que cambia un poco es la escritura de la muerte”.

En el libro Puente Entre Siglos, Krauze señala una verdad distinta a la historia oficial, una hipótesis alternativa. Es un personaje muy importante de la historia menos popular que Villa y Zapata; menos poderoso militarmente que Obregón; menos famoso quizá que Cárdenas, pero ocupó un lugar muy destacado en el tránsito de México hacia el siglo XX.

El planteamiento del suicidio no fue una puntada, sino el resultado de diversas investigaciones, como se expone en el apartado Misterio en Tlaxcalantongo.

UN ENIGMA QUE PERSISTE

Sobre lo que ocurrió a partir de la muerte de Carranza, relata Krauze, hay varias versiones; la más popular se debe al general Francisco L. Urquizo en su libro Asesinato de Carranza que omite al oficial Valle y sostiene que el portavoz del mensaje de Murguía al Presidente era un indio: “El indio, lejos de quedarse, como se le indicaba, se fue sin duda en busca de Herrero, que seguramente a esas horas estaría ya a las orillas del poblado, para notificarle quizá el lugar exacto en que se duerme Carranza; pues probablemente quiso seleccionar primero del sitio preciso en que dormía el presidente y no errar el golpe.

“Hay bases para considerar una hipótesis alternativa. Todo ocurre tal como Suárez y Aguirre Berlanga lo narran, hasta el disparo que rompe la pierna de Carranza. En aquellos minutos de estruendo, lluvia y oscuridad, el Presidente, sabiéndose perdido y acarreando desde hacía tiempo un ánimo fatalista, prefiere morir de propia mano. Se pone los anteojos, toma su pistola Colt 45. Con los dedos índice y pulgar de la mano izquierda apunta el cañonazo pecho. Dispara tres veces. Sigue el estertor y sobreviene la muerte.

“Esta versión, antes que disminuir, acrecienta la altura moral e histórica de Carranza y fue, por supuesto la que sostuvo Herrero. Pero desechando en principio la declaración de éste quedan, no obstante, indicios de verosimilitud”.

Krauze ofrece seis planteamientos que sustentan el suicidio de Carranza:

1. Testimonio del embalsamador. El doctor Sánchez Pérez, quien embalsamó el cadáver de Carranza, declaraba el 3 de junio de 1920 haber encontrado en él cinco heridas de bala. Tres se localizaban en el tórax, una en la pierna y otra, más sorprendente, por último otra herida producida por arma de fuego con orificio de entrada en la cara dorsal de la primera falange del dedo índice izquierdo y con orificio de salida por la cara palmar del mismo e hiriendo la cara palmar del dedo pulgar de la misma mano. ¿Cómo explicar si no es con la hipótesis alternativa esa herida que otro proyectil sin una bala cercana de pistola pudo producir una herida tan sangrienta?

2. Tamaño de balas. Aunque nunca se efectuó una autopsia formal del cadáver, los orificios de la camisa y camiseta de Carranza parecen ser de pistola, no de carabina como las que, según todas las declaraciones, portaban los asaltantes.

3. Vaguedad en las declaraciones de Aguirre Berlanga. En el acta, Aguirre Berlanga había dicho que no afirma ni niega que el señor Carranza se haya disparado a sí mismo. Pero, en todo caso, no cree el declarante que haya cometido tal acto; no negar en tal caso significaba conceder la posibilidad.

4. Falta de refutación de la hipótesis alternativa. En los días que siguieron a la muerte de Carranza, varias personas atestiguaron expresamente contra la hipótesis del suicidio. Murguía y Barragán niegan la hipótesis por la misma razón: el número de balas y los lugares que interesaron. Urquizo no se refiere al hecho porque, como Murguía y Barragán, no lo presenció. Por su parte, Aguirre Berlanga no cree en la hipótesis alternativa porque la oscuridad “no permitía ver ni a una cuarta distante de los ojos”.

5. El telegrama y el acta. Anexas a la investigación de los sucesos de Tlaxcalantongo que quedó en poder del entonces ministro de Guerra Plutarco Elías Calles, hay varias copias fotostáticas de un telegrama manuscrito fechado el 21 de mayo, dirigido al general Francisco de P. Mariel y firmado por Paulino Fontes, Manuel Aguirre, Pedro Gil Farías y varios más: “Mi General, hemos tenido conocimiento que avanza usted con su gente a combatir el general Herrero. Le participó que el señor presidente se suicidó hoy en la madrugada y que todo el resto de los que le acompañábamos estamos prisioneros del señor Herrero; por lo tanto le rogamos que no nos ataque usted porque peligran nuestras vidas”. En la caja fuerte del juzgado, donde en junio de 1920 se ventilaron los hechos, se conserva un acta similar firmada por las mismas personas.

6. Los propósitos de Herrero. ¿Tenía la intención de matar a Carranza? El general Basave y Piña, su enlace con Obregón, le había insistido en “capturar a Carranza y a la parvada de bandidos que lo seguía”. A juzgar por los testimonios presenciales, los asaltantes gritaban todo género de palabras soeces a Carranza pero buscando siempre que saliera. Amador, como se recuerda, sostuvo que el capitán Garrido, de las fuerzas de Peláez y Herrero, “intimó rendición”, entró a la choza y, al advertir la agonía de Carranza, “ofreció un médico”. En fin, según el propio capitán Amador Herrero, Herrero “se indignó” al enterarse de la muerte de don Venustiano. La actitud inmediatamente posterior de Herrero no fue la de un magnicida sino la de un rebelde que, “salvando a la patria”, había cumplido con su deber. Con ese ánimo, el 23 de mayo se incorporó en Coyutla a las fuerzas del general Lázaro Cárdenas. Juntos hicieron el viaje a la capital para entrevistarse con el Ministro de Guerra, Plutarco Elías Calles, a quien Herrero rindió su informe y entregó la pistola de Carranza.

La conclusión de Krauze es que con todo, el enigma persiste. ¿Cuál es la hipótesis válida? ¿Murió Carranza balaceado desde afuera del Jacal o, lo que es más probable, viéndose herido e inmovilizado tuvo el valor de apurar el cáliz tomando el destino literalmente en sus manos para ser muerto pero no vencido?.

Las interrogantes serán respondidas al historiador al concluir y darse a conocerlas investigaciones realizadas por los expertos del Instituto de Ciencias Forenses. Pero no hay datos de que se haya informado oficialmente-

Existe la amplia posibilidad de que el Gobierno Federal de Enrique Peña Nieto no haya querido hacer público los resultados de la investigación de la ropa de don Venustiano Carranza, para no cambiar la historia oficial poco antes de la celebración de los 100 de la Constitución impulsada por Carranza.

En fin, como dice una copla mexicana antigua:

El que nunca fue regido,

nunca bien sabrá regir.

El que supo bien servir,

se sabrá ser bien servido.

raultorress@hotmail.com

Continue Reading

Lo más leido

Copyright © www.DiarioSinSecretos.com | Web Master: Multimedios Sin Secretos | diriosinsecretos@yahoo.com