Inicio / Opinión / Jorge Murad, político excepcional, que transformó a Puebla Capital

Jorge Murad, político excepcional, que transformó a Puebla Capital

SIN LÍMITES

Por Raúl Torres Salmerón

 

*Su legado y presencia siguen vigentes hasta nuestros días

Los familiares, amigos y ex colaboradores de la administración municipal 1984-1987, que fue presidida por el profesor Jorge Murad, recordaron este viernes el 33 aniversario luctuoso de quien es considerado el mejor alcalde de Puebla Capital. Su legado, sus obras y su presencia siguen vigentes.

En la ceremonia realizada frente a la placa conmemorativa del rescate del Atrio de Santo Domingo hubo tres oradores, además de la presencia de autoridades del actual ayuntamiento encabezadas por la Secretaria General Liza Elena Aceves López, así como los regidores Silvia Tanús Osorio y Jorge Iván Camacho.  

Héctor Méndez Arroyo, quien fungió como Secretario Particular del alcalde, al hacer uso de la palabra dijo que Jorge Murad fue un político excepcional, que no imponía órdenes y siempre escuchaba, era de buen corazón y un gobernante que amó entrañablemente a la ciudad.

Señaló que la administración de Murad pasó a la historia como la mejor de todos los tiempos, además que sus obras siempre serán recordadas. Incluso sería interminable enumerarlas así como las acciones ejecutadas, pero fueron testigos muchas personas del arduo trabajo que hizo y que, hoy con orgullo, vemos que dejó cimientos y Puebla Capital despuntó a la modernidad.

Méndez Arroyo destacó el reordenamiento comercial y los programas de interés social como Pro Calle y el Peso Sobre Peso, la creación del primer Consejo Consultivo, donde estuvo al frente el empresario José Luis Castillo Díaz, el rescate del Centro Histórico que fue reconocido por la UNESCO y que declaró a Puebla como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1987.

Silvia Tanús destacó la labor magisterial del ex alcalde y su acercamiento con la gente. También hizo uso de la palabra José Luis Castillo Bretón, quien definió al profesor Murad como se lo comentó su señor padre: Fue un hombre que tomó decisiones, fue honrado, incansable y práctico.

Hubo ofrendas florales del Ayuntamiento que preside Claudia Rivera Vivanco así como de los amigos y ex colaboradores. Por la familia Murad asistieron sus hijos Emilio y Dervylia, sus nueras Maricarmen Kopel y Adelaida Marín, sus nietos y bisnietos.

Estuvieron presentes el ex gobernador Melquiades Morales Flores; su esposa Socorro Alfaro de Morales; el dirigente estatal del PRI, Lorenzo Rivera Sosa; el ex contralor estatal Víctor Manuel Sánchez; el político e historiador José Alarcón Hernández; el dirigente de Factor Ciudadano, Julio Leopoldo de Lara; el empresario Jesús Haces Alarcón y el encuestólogo Juan Comellas.

Asistieron los periodistas Jesús Manuel Hernández, Leticia Montagner, Oscar Gómez Durana, Josefina Zárate López y Jorge Marcelino Alejo. También estuvieron Iván Galindo y J. Moisés Carrasco Ávila.

Entre los colaboradores del inolvidable alcalde, estuvieron Cástulo Ramírez Gómez Haro, Javier Pérez Rocha, José Martínez Escobar, Francisco Macip, Blas Villegas, Víctor Cárdenas Guzmán –quien fungió como maestro de ceremonias–, Héctor González Reyes, José Ríos Arias, Maximino Pérez, Sergio Morales, Fernando García Rascón, Fernando Navas y María Cristina García, entre otros.

En fin, como escribió Mario Benedetti (Uruguay, 1920-2009) en Todo lo Contrario:

Veamos dijo el profesor. ¿Alguno de ustedes sabe qué es lo contrario de in?

Out respondió prestamente un alumno.

No es obligatorio pensar en inglés. En español, lo contrario de in (como prefijo privativo, claro) suele ser la misma palabra, pero sin esa sílaba.

Sí, ya sé: insensato y sensato, indócil y dócil, ¿no?

Parcialmente correcto. No olvide, muchacho, que lo contrario del invierno no es el vierno sino el verano.

No se burle, profesor.

Vamos a ver. ¿Sería capaz de formar una frase, más o menos coherente, con palabras que, si son despojadas del prefijo in, no confirman la ortodoxia gramatical?

Probaré, profesor: “Aquel dividuo memorizó sus cógnitas, se sintió dulgente pero dómito, hizo ventario de las famias con que tanto lo habían cordiado y aunque se resignó a mantenerse cólume, así y todo en las noches padecía de somnio, ya que le preocupaban la flación y su cremento”.

Sulso pero pecable admitió sin euforia el profesor.

raultorress@hotmail.com

Puede Interesarte

¡Imparables feminicidios y violaciones!

Ensalada Política Josefina Zárate López   *¿Y Policía Municipal? dedicada a extorsionar *Barbosa y Cuitláhuac …