Connect with us

Religión

Oración, ayuno, limosna y sacramentos, no han pasado de moda: Arzobispo Víctor Sánchez

Published

on

Diariosinsecretos.com/Angélica García Muñoz 

 

Puebla,Pue.- “Las practicas penitenciales externas de ayuno, pequeños sacrificios, oración, obras de caridad y los sacramentos instaurados por Jesucristo, no han pasado de moda, están vigentes”, señaló el Arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, al celebrarse el primer Domingo de Cuaresma.

Pidió al inicio de la  Cuaresma aprovechar estos días santos,  para aceptar el itinerario de Jesucristo, aceptar la práctica de los 40 días de  penitencia que él mismo hizo, he insistió en que ésta práctica no ha pasado de moda y siguen siendo parte de la vida penitencial de la Iglesia.

Expuso que Jesucristo, pasó  40 días de ayuno en el desierto, donde  al rechazar las tentaciones del enemigo, nos enseño a enfrentarlas y superarlas,  para que después de celebrar  con espíritu renovado el misterio pascual pasemos a celebrar la pascua eterna.

En su explicación advirtió que La Cuaresma tiene dos aspectos, la  penitencial y el valorar el signo del bautismo, por el que quedamos insertados en el misterio pascual de Cristo.

Hizo énfasis  en que  por medio del bautismo  somos hijos de Dios, herederos de su reino, porque por éste medio somos muertos al pecado y resucitamos a una vida nueva, por ello en la palabra de hoy, Pedro ánima a la comunidad a valorar el bautismo.

 Reflexionó que con la imposición de la Ceniza comenzó la Cuaresma, que es un camino que nos lleva a las grandes solemnidades de la iglesia, de ahí que éste domingo y todos los demás que le siguen en ésta temporada litúrgica,  la Iglesia presentará  una síntesis de la historia de la salvación.

Explicó que la primera lectura sacada del Génesis,  que habla de la alianza de Dios con Noé, la alianza que será  constante en la historia de la salvación, primero fue la alianza con Adán, luego con Noé, Moises, con Abraham, hasta llegar a la alianza nueva y eterna con Cristo, que ahora tiene un mejor mediador, sellada con la sangre del cordero inmaculado, Jesucristo nuestro Salvador y que va ha ser la definitiva. 

Lo más leido