0

Diariosinsecretos.com

Septiembre, el mes patrio, en donde los colores visten a la ciudad y a cada una de las familias mexicanas, con el verde, blanco y rojo y en donde la gastronomía de la cocina mexicana juega un papel importante en estas fechas.

Para Puebla en estos momentos estamos viviendo el boom de la gastronomía poblana con el degustamiento del Chile en Nogada que está conmemorando los 200 años y todas las festividades que se están realizando alrededor de este platillo ícono que también nos representa no solo a nivel nacional, sino internacional.

Hablar de la gastronomía mexicana en estas fechas nos lleva a un sinfín de productos y platillos principalmente que son consumidos de manera significativa en esta época como es el caso de la antojería mexicana independientemente del confinamiento que se vive por la pandemia de salud, señaló Mónica Orduña Sosa, directora de la Facultad de Gastronomía de la UPAEP.

Indicó que aun en confinamiento, los platillos mexicanos que se preparan en estas fechas patrias, permiten unir a las familias a la distancia, siguiendo los protocolos de sanidad que han recomendado en los últimos 18 meses.

Agregó que la antojería mexicana eleva su consumo en el mes patrio, espacio que las familias ocupan para preparar suculentos platillos, que van desde el Pozole, las Chanclas, las Pelonas, Chalupas, Molotes, Tostadas, los Moles de Pipián, verde o rojo, el Mole Poblano, que no sólo se preparan en México, sino a nivel internacional.

Mónica Orduña enfatizó que nuestro país siempre está presente en la gente con su gastronomía mexicana, que sin duda ha marcado un parteaguas y que la gente siempre tiene presente el nombre de México y sus diferentes platillos.

También señaló que el Pozole es el platillo mexicano que más se consume a nivel nacional y las tostadas, y por detrás vienen los demás platillos tradicionales de cada estado y región del país, durante las fiestas patrias.

Dijo que uno de los productos mexicanos que más se venden a nivel mundial es el “guacamole” que se degusta en diferentes países del mundo, no sólo en el “Super Bowl” que se celebra en la unión americana.

Asimismo, Mónica Orduña, compartió que la Escuela de Gastronomía de la UPAEP ha trabajado de manera colaborativa con la Secretaría de Turismo Municipal en diferentes proyectos, entre ellos la elaboración de una galería virtual, (https://www.pueblaturismo.gob.mx/galeria-virtual/), en donde también se unieron diferentes instituciones, y en el caso de la UPAEP, le tocó hablar de la antojería poblana, en la cual tuvieron que seleccionar sólo 5 platillos dentro de toda la riqueza culinaria que tiene nuestro estado y dejar la antojería poblana más tradicional y consumida en el estado y principalmente en la capital poblana.

En su intervención, Paola Vera Báez, antropóloga culinaria de la Facultad de Gastronomía de la UPAEP, comentó, que en el pueblo mexicano el binomio fiesta-comida, lo ha mantenido unido desde sus orígenes, y es importante tomar en cuenta que todos estos platillos tradicionales, representativos del país, como lo conocemos actualmente, surgió a partir de todo ese movimiento llamado “nacionalismo culinario”, que lo vamos a encontrar desde mediados del siglo XIX y que con mayor fuerza se da a partir de la Posrevolución Mexicana.

Apuntó que el binomio fiesta y comida, presente en todas las áreas del pueblo mexicano y en todas las épocas, se va a marcar mucho más ahora en las fiestas patrias con platillos que muestran lo que es el pueblo mexicano a lo largo del territorio nacional.

Reiteró, “Este pueblo mexicano, que es un pueblo mestizo, resultado de fusiones étnicas de todo el mundo y que va a surgir este mestizaje a partir de los siglos XVI y XVII, y que va a dar paso a platillos tradicionales que conocemos en estos momentos como el Pozole, que es el platillo por excelencia que junto con el Mole, pueden representar este significado y simbolismo cultural en torno a la fusión de ingredientes que utiliza la cocina mexicana”.

Indicó que es importante cómo un platillo puede llegar a contener diferentes ingredientes provenientes de diferentes partes del mundo y un solo platillo refleja la riqueza cultural que ha recibido el pueblo mexicano y que los mexicanos también son el resultado de esa riqueza cultural.

Paola Vera subrayó que los mexicanos debemos estar orgullosos no solo de nuestras raíces prehispánicas, debemos estar orgullosos también de nuestras raíces españolas, africanas, raíces asiáticas, presentes en las diferentes regiones del país.

Recordó los platillos emblemáticos de nuestro país, como el Pozole, el Mole Poblano, el Guacamole, éste último de origen Náhuatl, que su mismo nombre se ha utilizado en diferentes partes del mundo.

Vera Báez destacó que las familias mexicanas consumen esos platillos que los identifican con sus raíces, como es el caso del Pozole que lo podemos preparar con un tono rojo, tono blanco o verde; los mismos Chiles en Nogada que todavía se pueden consumir el 15 de septiembre con su combinación de ingredientes de diferentes colores; destacando la antojería mexicana en términos gastronómicos.

La antropóloga culinaria enfatizó que las fiestas patrias son una fecha excelente para exaltar el nacionalismo de los mexicanos, el amor que se tiene por la patria y por la nación y el orgullo que representa el sentirse mexicano.

Resaltó que la mayoría de los platillos mexicanos tienen presente la trilogía de la cocina mexicana, maíz frijol y chile, de manera separada o los tres en conjunto, con sus diferentes variedades.

Las académicas reiteraron, “nosotros como mexicanos debemos cocinar en familia esta antojería mexicana y que se enseñe a las futuras generaciones toda esta riqueza de la cocina mexicana y sobre todo, refrendar ese conocimiento porque hay algunas generaciones de jóvenes que no conocen los platillos típicos o tradicionales de sus estados o región y que sería mejor conocerlos a través de las familias y no por otros medios”.

Diario Sin Secretos

You may also like