El “¡No manches! y ¡Qué feo!” de Barbosa a Eduardo Rivera, ante  sus ocurrencias y malas decisiones

/
/
Spread the love

Libre Expresión/ José Antonio Cuéllar M.

El “¡No manches! ¡Qué feo!” fueron expresiones del gobernador Miguel Barbosa, al enterarse del “genial” anuncio del alcalde Eduardo Rivera, por derribar 5 árboles históricos y  cerrar el zócalo cada vez que llueva por considerar qué es zona peligrosa.

La medida a todas luces mediática, sin ningún estudio técnico y con la intención de sepultar de un “plumazo” la tragedia que aconteció en la avenida 5 de Mayo, en donde la caída de un árbol sobre una caseta de periódicos causó la muerte de un menor de edad que quedó atrapado. 

Pero en lugar de tomar una medida responsable y sensata, el alcalde optó por lo fácil. Se le ocurrió tirar 5 árboles y cerrar el zócalo.

¡Por favor! en qué cabeza cabe una medida de esa naturaleza cuando los árboles son históricos y el caso exige primero un dictamen técnico y profesional, y de considerar que los ciudadanos son tontos al decir que el zócalo se cerrará porque es zona peligrosa cada vez que llueve.

Al gobernador no le quedó más que ante la ineptitud del alcalde, pedirle que inicie una investigación administrativa para deslindar responsabilidad de la caída del árbol que por su ubicación al igual que otros del área arbórea   requieren una permanente supervisión y mantenimiento.

Miguel Barbosa pidió a manera de exigencia a Eduardo Rivera, que no tome medidas que solo tengan el interés de generar una percepción política -de estar trabajando- o que haya una reacción de la autoridad municipal para que la gente piense que hay acciones de gobierno.

Miguel Barbosa, señaló que él siempre ha estado y seguirá estando dispuesto a apoyar al alcalde, pero ya son varias las ocasiones en que el mandatario estatal le sugiere a Eduardo Rivera reflexionar y tomar medidas que no afecten los intereses de la sociedad, y  Eduardo Rivera, se mantiene sordo y prefiere escuchar a la “familia peluche” y no lo digo yo, sino el propio gobernador de manera coloquial – aunque es un grupo que responde a los intereses del sector patronal que ha perdido influencia en el ámbito estatal- .

Eduardo Rivera, se hizo sordo a escuchar al mandatario con los temas de los  espectaculares y la  instalación de parquímetros. ¿Porqué será?

Pero regresando al tema de los árboles que quiere derrumbar el alcalde, éstos tienen más de 100 años. Miguel Barbosa, dijo a los reporteros en su conferencia vía internet:  “A lo mejor estaban ahí los árboles  en la Batalla del 5 de Mayo, son irremplazables, tienen más de un siglo de existencia, y quieren derrumbarlos y nunca van a poder volver a ver erguidos ¡No manches! ¡Qué feo! ”.

Para que que informen bien al alcalde sus «asesores» de presidencia o de comunicación, o bien de servicios públicos, es necesario decir que los árboles que se ubican en la plancha del  zócalo, tal como dijo el gobernador tienen más de cien años, pero nada tienen que ver con el árbol que se cayó  en la avenida 5 de Mayo esquina 2 poniente que fue sembrado al igual que otros muchos en 1984 en el gobierno del extinto alcalde Jorge Murad Macluf, pero que a través del tiempo no recibieron mantenimiento, que derivó en deterioro. Y estamos en espera de que el alcalde se decida iniciar una investigación.

 

Spread the love
This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :