0

Foto Especial

Diariosinsecretos.com

Puebla capital.- Ante la inminente imposición de Genoveva Huerta, para reelegirse como dirigente estatal del PAN, con el control de la Comisión Organizadora Electoral; y del dirigente nacional Marko Cortés, la regidora Augusta Díaz de Rivera, alzó la mano para ser su oponente.

En tanto que la diputada federal Ana Teresa Aranda, declinó entrar en la contienda interna y acusó a la Comisión Organizadora Electoral de poner trabas. 

Señaló que “las actitudes egoístas y protagonismos” no deben imponerse para que los panistas elijan a su próxima dirigencia estatal.

Augusta Díaz de Rivera, solicitó licencia como regidora al Cabildo capitalino, a una semana de que termina el gobierno municipal. Su propósito es entrar a la puja por la dirigencia estatal del blanquiazul.

La militancia señala que el proceso interno está viciado.  Hay la versión que el exgobernador Antonio Gali Fayad, tiene metidas las manos, y que a través de Genoveva Huerta, busca seguir controlando al PAN, en busca de entrar a la carrera por la gubernatura de Puebla para el 2024.

Hay señalamientos de que en los últimos días, el grupo de Genoveva Huerta, a venido comprando el voto con la militancia.

 

 

 

 

Diario Sin Secretos

You may also like