ReligiónW ARCHIVO Portada

La fe pudo más que el miedo al Coronavirus

0

*Con restricciones sanitarias poblanos inician la Semana Santa

*Miles de poblanos siguen por redes sociales celebración del Domingo de Ramos.

*Frente a televisores y computadoras, católicos esperaron la bendición de las palmas.

*En algunos templos se realizó la misa con el 50 por ciento de asistencia y con sana distancia

J. Antonio Cuéllar / Diariosinsecretos.com

Con la celebración del Domingo de Ramos, mediante la bendición de las palmas, inició la Semana Santa, y las restricciones sanitarias no impidieron  que el fervor religioso se mantuviera vivo a través de las celebraciones eucarísticas que miles de poblanos siguieron vía internet, o de manera presencial en templos católicos con asistencia a menos del 50 por ciento.
El arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, presidió la santa misa desde catedral, y fue seguida por Facebook por más de 30 mil poblanos, y otros miles mediante la televisión local.

La Semana Santa es el momento litúrgico más intenso de todo el año, y debido a la pandemia por Coronavirus, la jerarquía eclesiástica acató las recomendaciones sanitarias hechas por las autoridades del sector salud, en prevención de enfermedades, por lo cual la mayoría de templos se mantienen cerrados pero cuya actividad religiosa es difundida a través de las redes sociales.

Por la contingencia sanitaria provocada por el COVID19, el Arzobispo pidió a párrocos que las celebraciones propias de la Semana Santa, se lleven a cabo de forma privada, y de ahí que en algunos templos los sacerdotes realicen misas aunque éstas se encuentran al 50 por ciento de asistencia y guardando la sana distancia.

El Domingo de Ramos, es el hecho que recuerda la entrada triunfal de Jesús a Jerusalem, y este día miles de poblanos frente a sus televisores y computadoras les fueron bendecidas las típicas ´palmas que colocaron0  posteriormente a sus puertas de sus casas.

LOS OFICIOS PARA LA SEMANA SANTA, SON LOS SIGUIENTES:

Jueves Santo: Este día recordamos la Última Cena de Jesús con sus apóstoles en la que les lavó los pies dándonos un ejemplo de servicio. En la Última Cena, Jesús se quedó con nosotros en el pan y en el vino, nos dejó su cuerpo y su sangre. Es el jueves santo cuando instituyó la Eucaristía y el Sacerdocio. Al terminar la última cena, Jesús se fue a orar, al Huerto de los Olivos. Ahí pasó toda la noche y después de mucho tiempo de oración, llegaron a aprehenderlo.

Viernes Santo: Ese día recordamos la Pasión de Nuestro Señor: Su prisión, los interrogatorios de Herodes y Pilato; la flagelación, la coronación de espinas y la crucifixión. Lo conmemoramos con un Via Crucis solemne y con la ceremonia de la Adoración de la Cruz.
Sábado Santo o Sábado de Gloria: Se recuerda el día que pasó entre la muerte y la Resurrección de Jesús. Es un día de luto y tristeza pues no tenemos a Jesús entre nosotros. Las imágenes se cubren y los sagrarios están abiertos. Por la noche se lleva a cabo una vigilia pascual para celebrar la Resurrección de Jesús. Vigilia quiere decir “ la tarde y noche anteriores a una fiesta.”. En esta celebración se acostumbra bendecir el agua y encender las velas en señal de la Resurrección de Cristo, la gran fiesta de los católicos.

Domingo de Resurrección o Domingo de Pascua: Es el día más importante y más alegre para todos nosotros, los católicos, ya que Jesús venció a la muerte y nos dio la vida. Esto quiere decir que Cristo nos da la oportunidad de salvarnos,
de entrar al Cielo y vivir siempre felices en compañía de Dios. Pascua es el paso de la muerte a la vida.

La transmisión de los Oficios de Semana Santa, que encabezará el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, serán a través de la página del Arzobispado de Puebla, en Facebook; o mediante Arquidiocesis de Puebla, en YouTube; o en Televisa Puebla canal 4.1

Diario Sin Secretos

You may also like

More in Religión