23/05/18 | Puebla, México.

Jueves, 10 Mayo 2018 21:02

María Madre de la Humanidad

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

 

Por Angélica García Muñoz


10 de Mayo de 2018


María es auténtico ejemplo a seguir tanto para para las madres como para todos los seres humanos, porque ella nos enseña a estar disponibles y dar preferencia a las necesidades de nuestro prójimo, postergando las propias. Por eso cuando una madre se olvida de sus hijos  !cuán necesitada está de acercarse a María para aprender de ella aquella solicitud con la que siempre actuó en favor de su hijo, y de los que la rodeaban !. Toda madre necesita descubrir que el corazón de la Virgen es un corazón abierto a la donación, especialmente de los valores esenciales para la salvación del alma.

Por eso que importante resulta que toda madre esté consciente de la enorme responsabilidad que ante Dios tiene  de sembrar y cultivar esos bienes espirituales en los corazones y las mentes de sus hijos desde que éstos comienzan a balbucear sus primeras palabras, enseñándoles amar a Dios sobre todas las cosas y honrar y venerar a nuestra Santísima Madre, si toda madre así lo hiciera los valores del mundo serían otros, si todo pequeño creciera en un ambiente de amor y respeto al lado de unos padres que oran juntos y siguen los pasos de María, no habría tantos niños tristes  que mañana serán adolescentes  y adultos frustrados, amargados y tal vez resentidos, que no saben amar porque nunca recibieron amor; si a todos nos enseñaran que una sonrisa puede abrirse paso en un corazón que sufre, que puede rasgar las nubes de la angustia y la soledad que conturban el alma y brindarle un poco de paz, la humanidad irían cambiando.

Si todas las futuras madres  buscarán consuelo y apoyo en la Santa Virgen, no habría abortos, porque descubrirían en ella la fortaleza para dar la vida y resistir cuando esa vida se encuentra amenazada, sabrían que la vida es sagrada porque desde su inicio comporta la acción creadora de Dios y permanece siempre en una especial relación con el Creador, su único fin. Sólo Dios es el Señor de la vida, desde su comienzo hasta su término.

Especial mención merecen las madres que en  éste controvertido tiempo en que vive México sus hijos fueron víctimas de la violencia, desaparecidos, secuestrados, y asesinados, ellas llevan a cuestas el mismo dolor de la Virgen en el Calvario y son consoladas por ella quien amorosa las sostiene, y les enseña a afrontarlo todo a la luz de la Fe y la Esperanza.

La maternidad divina es la fuente de todos los privilegios de la Virgen. Por ser María la madre del Verbo encarnado, es también la "Madre de la Divina Gracia" dispensadora de los tesoros divinos.

La Santísima Virgen es  Madre nuestra, porque en el Calvario ella nos aceptó como hijos al unir su corazón al corazón de su hijo amado en su inmolación redentora; todas las amarguras del alma  y del cuerpo de Jesús, repercutieron en el corazón de la Virgen, multiplicados por su amor de madre, y al fundirse los sufrimientos del Salvador y de la Dolorosa, por su participación libre e intensamente sufrida, fuimos engendrados a la vida divina. En esto radica el amor infinito que María nos tiene y es fuente de confianza y seguridad en el penoso caminar de cada día. Porque le costamos mucho al corazón de la Virgen, por eso nos ama tanto y por esa misma razón  nosotros tenemos que amarla mucho y venerarla profundamente.

Inicia sesión para enviar comentarios

Videos

Lalo Rivera ¡No es normal!

Sin secretos

SITIOS WEB
Recomendados