23/05/18 | Puebla, México.

Domingo, 06 Mayo 2018 04:28

El PRD in crescendo

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

 



5 de Mayo de 2018



 

CDMX.- Este sábado el Partido de la Revolución Democrática cumple 29 años de existencia, y no obstante sus altibajos y la deserción de Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador, los dos líderes más importantes, el partido del Sol Azteca da muestras de fortaleza con la alianza de Por México al Frente con el PAN y MC.

            Esa alianza más allá de lo electoral, le asegura espacios políticos de relevancia al PRD, en caso del triunfo de la Presidencia de la República, cuya posibilidad es muy alta.  

            Así, la desbandada en el PRD, con la militancia que se unió a Morena pasó a ser cosa menor cuando el partido acordó desde el Consejo Político respaldar a Ricardo Anaya como el candidato del PRD a la presidencia de México.

Sobre todo porque son altas las posibilidades del triunfo electoral de la alianza PAN-PRD-MC y por ello el reparto de posiciones políticas, sino también por el compromiso realizado de crear el primer gobierno de coalición en México.

            En este escenario de la alianza electoral, las pugnas que hoy todavía existen entre las tribus y principalmente contra la corriente Nueva Izquierda que lideran Jesús Zambrano y Jesús Ortega, han pasado a segundo lugar en medio del proceso electoral.

            Del mismo modo, el encono contra la corriente Nueva Izquierda, la que ha  dominado al PRD en la última década, y que alcanzó a los propios integrantes de esa corriente, como se observó con la salida de uno de sus más importantes líderes, Guadalupe Acosta y la creación del movimiento Galileos, se ve contenida ante el posicionamiento de Ricardo Anaya como la segunda opción en las preferencias electorales.

       Ante lo cual, las desbandadas, las escisiones y las pugnas en el partido del Sol Azteca han sido cosa menor tras la alianza consumada con el PAN, lo que le ha dado al PRD la tabla de salvación necesaria para salir a flote, tras su debilitamiento a partir de la salida de Cárdenas y AMLO y la crisis interna.

Aunque, claro, es menester señalar que para el partido albiazul, el PRD ha sido a la vez una tablita de salvación también. Por lo que dicha unión favorece en los hechos a ambos partidos en declive, en el contexto del inicio del fin del sistema de partidos y el descontento de la ciudadanía hacia la clase política.
 

La alianza fortalece al PRD en 2018

 

            En la elección 2018 la alianza electoral con el otrora enemigo político, el partido azul, le da al PRD una estabilidad y fuerza que de otra manera no hubiera tenido; por el contrario, sin el PAN el Partido de la Revolución Democrática mantendría su caída en picada libre, tras haberse quedado sin líderes reales, sin ideólogos, sin rumbo y sin ideología.

            La fuerza que ha ganado y seguirá ganando el PRD con la apuesta a Anaya, regocija a algunos perredistas y lastima a otros, pero ésa fuerza mutua, es la realidad actual del partido que este sábado llega a su aniversario número 29, y festejará precisamente con la presencia del candidato presidencial  Ricardo Anaya, en un mitín masivo en el Monumento a la Revolución en la Ciudad de México.

            Una estampa que será histórica no sólo por la unión del PAN y el PRD en el aniversario perredista, sino por lo que representan la alianza. Pues de obtener el triunfo electoral, formará según lo anunciado, el primer gobierno de Coalición en México.

           

El despeñadero del PRI
 

             El caos en el PRI es indiscutible. Al autoritarismo de los mexiquenses por un lado, que ha llevado al quiebre total de la moral priista, con el abanderamiento de un candidato no militante a la presidencia de México, le siguió esta semana el rompimiento del candidato José Antonio Meade con el presidente Enrique Peña, por el cambio de la dirigencia nacional del PRI, sin el aval del presidente Peña.

El reemplazo abrupto de Enrique Ochoa como una decisión unilateral del ciudadano Meade, abrió un boquete mayor en su contra. Y  lejos de lograr el apoyo del histórico partido de las mayorías, ha ganado la antipatía de las bases y de la militancia de tierra, por la forma sin fondo con que hizo la sustitución.

La derrota del PRI en las elecciones del 1 de julio para la presidencia de México se ve de lejos; las causas, el deficiente gobierno de Enrique Peña Nieto y las rupturas al interior del partido, que lejos de soldarse se quebrantaron con decisiones autoritarias y unilaterales de la cúpula mexiquense, cuya gota que derramó el vaso fue la elección de un candidato no priista, no político y en seguida un campaña sin logo del tricolor.

En esta segunda etapa, la ruptura del gris candidato Pepe Toño con la cúpula y las bases del PRI, darán al traste las incipientes posibilidades del partido Revolucionario Institucional de mantener el gobierno federal.

Noticias México

Visto 146 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Videos

Lalo Rivera ¡No es normal!

Sin secretos

SITIOS WEB
Recomendados