22/01/18 | Puebla, México.

Viernes, 05 Enero 2018 19:58

Reyes Magos, tradición que invita a promover la paz y solidaridad

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)
Reyes Magos, tradición que invita  a promover la paz y solidaridad Foto Especial
*Gobernantes, líderes sociales,  empresarios, profesionistas, maestros  y próximos candidatos deben promover acciones en favor de la sociedad.
*Los padres de familia deben ser promotores de amor y solidaridad en sus hogares.
5 de Enero de 2017
 
 
Libre Expresión
 
José Antonio Cuéllar M.
 
 
 
Agradeciendo las múltiples muestras de amistad y buenos propósitos para un servidor en ocasión del Día del Periodista – el pasado 4 de Enero- y con la convicción de ser mejor cada día, aunque esto conlleve críticas, sobre todo en una época en donde las pasiones políticas están desatadas.
La mayoría de mexicanos están por retornar de vacaciones, y los mexicanos tendremos que enfrentar una cascada de alzas en los productos y servicios, activismo político y muchas promesas de los próximos candidatos que por lo general se les olvidará a los que logren triunfos electorales, y los que pierden dirán que hubo fraude electoral y que por eso se retirarán a su ranchos o a dedicarse a la docencia.
Sin embargo, hoy el tema que nos ocupa es la festividad de Los Reyes Magos, una bella tradición que se ha conservado de generación en generación.
Han pasado 2017 años en que los Reyes Magos acudieron a Belem, en Judea, a reconocer al Niño Jesús como el Salvador del mundo, y le llevaron obsequios. Oro, Incienso y Mirra.
Al reflexionar sobre este gran acontecimiento, el Profesor de Historia del Oriente Próximo de la Universidad CEU San Pablo, Hipólito Sanchiz, ha explicado que los tres regalos con los que obsequiaron los Reyes Magos al Niño Jesús no fueron elegidos por casualidad, pues el oro era un regalo para Jesús como Rey -pues era un regalo destinado a reyes--, el incienso era un presente para Jesús como Dios --pues esta resina se quemaba delante de los dioses- y la mirra, para Jesús como hombre --pues con ella se embalsamaba a los muertos-.
Sanchiz explica que el oro, el incienso y la mirra que los Reyes de Oriente entregaron al niño Jesús estaban asociados a conceptos y rituales, más allá de que los tres puedan ser equiparados a lo que hoy se consideran productos "caros" y de "lujo".
Concretamente, respecto del oro, puede ser interpretado "como regalo regio, destinado a un rey" y recuerda que en Mateo 2,2 se hace referencia a que los Reyes Magos llegaron a Belén en búsqueda del nacimiento del "Rey de los Judíos", por lo que la faceta regia del acontecimiento estaba presente.
Por su parte, la simbología del incienso es "muy clara" para Sanchiz, pues hace referencia al carácter divino de Cristo, ya que en la religión judía y en las paganas, el incienso se quemaba delante de los dioses, muchas veces como sacrificio, y, de hecho las iglesias Católica y Ortodoxa, lo siguen empleando en su liturgia.
En cualquier caso, admite cierta diversidad de criterio a la hora de determinar qué tipo de incienso se trataba, pues, mientras que en la Vulgata aparece el término 'thus', que significa incienso, en la versión griega de San Mateo se emplea la palabra 'olívano' -  resina aromática-  que es un tipo de incienso, "una sustancia gomosa compuesta de diversas resinas que al quemarse da un buen olor".
Mientras, atendiendo a la mirra --sustancia aromática también gomosa resultado de recoger la resina del árbol de la mirra--, Sanchiz ve dos posibles explicaciones pues la mirra se utilizaba como anestésico --normalmente mezclada con vino-- y se puede interpretar como que el Señor venía a quitar el dolor al mundo". Pero también la mirra se empleaba para embalsamar a los muertos, por lo que podría representar "un anuncio de su pasión y una alegoría de que Jesús como hombre está sujeto a la muerte".
Los Reyes Magos fueron hombres buenos que acudieron a adorar al Niño Jesús y seguramente están en el Cielo, por eso mi carta que les envío está llena de buenas intenciones, pidiéndoles intercedan ante Dios para que derrame gracias abundantes en aquellos seres humanos que sufren de hambre física y espiritual; en favor de quienes sufren a causa del pecado; por los gobernantes, líderes sociales,  empresarios y profesionistas, para que promuevan acciones en favor de la sociedad; por los sacerdotes y religiosas, para que tengan mayor celo de su vocación; por las familias, por los padres de familia, para que sean promotores de amor y solidaridad en sus hogares; por los maestros, para que tomen conciencia de su papel de coadyuvar en la formación de las nuevas generaciones; por los niños y los jóvenes que tienen derecho a una vida mejor.
Visto 187 veces Modificado por última vez en Viernes, 05 Enero 2018 20:10
Inicia sesión para enviar comentarios

Videos

Sin secretos

SITIOS WEB
Recomendados