23/02/18 | Puebla, México.

En Portada (1016)

Jueves, 14 Agosto 2014 17:14

Papa Francisco pide paz a las dos Coreas

Escrito por

AICA

Jueves 14 Ago 2014


Seúl (Corea).- “Un pueblo grande y sabio no se limita sólo a conservar sus antiguas tradiciones, sino que valora también a sus jóvenes, intentando transmitirles el legado del pasado aplicándolo a los retos del presente.”, expresó el Santo Padre en su primer mensaje en tierra coreana. El papa Francisco arribó al aeropuerto de Seúl a las 15.45, hora local y fue recibido por la presidenta de la República, Park Geun-hye. ¨La diplomacia, como arte de lo posible, está basada en la firme y constante convicción de que la paz se puede alcanzar mediante la escucha atenta y el diálogo, más que con recriminaciones recíprocas, críticas inútiles y demostraciones de fuerza¨, recordó y agregó: ¨No se trata de olvidar las injusticias del pasado, sino de superarlas mediante el perdón, la tolerancia y la colaboración¨.


El papa Francisco arribó a las 15.45, hora local y fue recibido por la presidenta de la República, Park Geun-hye. Tras los honores militares y escuchar los himnos nacionales, la presidenta acompañó al Santo Padre al Salón de Honor del Palacio para un encuentro privado, en el que participaron también dos ministros coreanos, el cardenal secretario de Estado Pedro Parolin y el nuncio apostólico, monseñor Osvaldo Padilla.


Finalizada la visita de cortesía, se realizaron el intercambio de regalos y la presentación de autoridades. El regalo entregado por el Papa a la presidenta de Corea del Sur, fue un mapa de Roma grabado en cobre e impreso siguiendo los métodos tradiciones de calcografía, realizado por la Biblioteca Apostólica Vaticana, con ocasión del Gran Jubileo del Año 2000.


Durante su discurso pronunciado en inglés, el Santo Padre agradeció a la presidenta, miembros del gobierno y del cuerpo diplomático por el recibimiento, y la organización, que lo hicieron "sentir en casa desde el primer momento" y expresó que “es una gran alegría para mí venir a Corea, la “tierra de la mañana tranquila”, y descubrir no sólo la belleza natural del País, sino sobre todo de su gente así como su riqueza histórica y cultural”.


“Este legado nacional, señaló el Pontífice, sufrió durante años la violencia, la persecución y la guerra. Pero, a pesar de estas pruebas, el calor del día y la oscuridad de la noche siempre dejaron paso a la tranquilidad de la mañana, es decir, a una esperanza firme de justicia, paz y unidad. La esperanza es un gran don. No nos podemos desanimar en el empeño por conseguir estas metas, que son un bien, no sólo para el pueblo coreano, sino para toda la región y para el mundo entero.


Por otro lado, recordando la VI Jornada de la Juventud Asiática y la beatificación de los 124 mártires coreanos que tendrá lugar estos días, el Papa afirmó que "estas dos celebraciones se complementan una a otra". Y precisó que "la cultura coreana supo entender muy bien la dignidad y la sabiduría de los ancianos y reconocer su puesto en la sociedad".


Por eso, el Santo Padre recordó que "un pueblo grande y sabio no se limita sólo a conservar sus antiguas tradiciones, sino que valora también a sus jóvenes, intentando transmitirles el legado del pasado aplicándolo a los retos del presente. Siempre que los jóvenes se reúnen, como en esta ocasión, es una preciosa oportunidad para escuchar sus anhelos y preocupaciones". Así como hace reflexionar "sobre el modo adecuado de transmitir nuestros valores a la siguiente generación". En este sentido, el Papa consideró particularmente importante en este momento reflexionar "sobre la necesidad de transmitir a nuestros jóvenes el don de la paz".


Y esta llamada, indicó Francisco, tiene una resonancia especial en Corea, una tierra que ha sufrido durante tanto tiempo la ausencia de paz. De este modo, el Pontífice ha reconocido "los esfuerzos hechos a favor de la reconciliación y la estabilidad en la península coreana" y animó estos esfuerzos, "porque son el único camino seguro para una paz estable". Así, el Papa indicó que "la búsqueda de la paz por parte de Corea es una causa que nos preocupa especialmente, porque afecta a la estabilidad de toda la región y de todo el mundo, cansado de las guerras".


Por otro lado, recordó que "la diplomacia, como arte de lo posible, está basada en la firme y constante convicción de que la paz se puede alcanzar mediante la escucha atenta y el diálogo, más que con recriminaciones recíprocas, críticas inútiles y demostraciones de fuerza".


Además, el Papa subrayó que "no se trata de olvidar las injusticias del pasado, sino de superarlas mediante el perdón, la tolerancia y la colaboración".


Por esta razón, Francisco manifestó su deseo de que "todos nosotros podamos dedicarnos en estos días a la construcción de la paz, a la oración por la paz y a reforzar nuestra determinación de conseguirla".


El Pontífice, en su primer discurso público en Corea del Sur, se mostró convencido "de que la democracia coreana seguirá fortaleciéndose y que esta nación se pondrá a la cabeza en la globalización de la solidaridad, tan necesaria hoy". Asimismo, Francisco afirmó que "la Iglesia desea contribuir a la educación de los jóvenes, al crecimiento del espíritu de solidaridad con los pobres y los desfavorecidos y a la formación de nuevas generaciones de ciudadanos dispuestos a ofrecer la sabiduría y la visión heredada de sus antepasados y nacida de su fe, para afrontar las grandes cuestiones políticas y sociales de la nación".


Al finalizar el discurso, Francisco se dirigió en auto a la sede de la Conferencia Episcopal Coreana, para reunirse con los obispos coreanos.

*Beatificará a 123 mártires sacrificados por dar testimonio de su fe.

*Se reunirá con la juventud asiática, obispos, sacerdotes y religiosas.

*La Iglesia Católica es minoria en Corea, representa el 10 por ciento de la población.



ESPECIALES


Diariosinsecretos.com


Miércoles 13 de Agosto del 2014


El Papa Francisco emprende gira a Corea del Sur. Es su tercer viaje internacional, primero fue Brasil y luego Tierra santa. El propósito no es otro que su acción evangelizadora. Su discurso estará más enfocado a la reconciliación de la península asiática.


Una de las preocupaciones del gobierno coreano, no del Vaticano, es la seguridad del Papa, quien es dado a romper los protocolos estabecidos al buscar siempre el encuentro directo con la gente. Tan solo de habla de que seran cas 30 mil elementos de vigilancia que estaran diseminados en los diferentes lugares determinados que tocará e recorrido del Sumo Pontífice, sobre todo los actos masivos con los jóvenes.

La península de Corea es una península situada en el este de Asia, entre el mar Amarillo y el mar del Este - mar del Japón-, limitando al norte con la República Popular China y Rusia y al sur con el estrecho de Corea, que la separa de Japón. Políticamente se divide en dos estados: Corea del Sur y Corea del Norte

La llegada está prevista mañana 14 de agosto, y de entrada presidirá misa en la nunciatura de la capital coreana, y después sostendrá un encuentro con las autoridades civiles encabezadas por la presidenta surcoreana Park Geun-hye, y antes de finalizar el dia asistirá con los obispos de la Iglesia Católica que en este país es minoria, ya que solo el 10 por ciento de la población tiene la fe católica -5.5 millones de personas- aunque creciente cada día.

Para el viernes 15, irá a la ciudad de Daejeon. Las actividades serán, celebración de la Misa,  y como punto culminante de la gira serán los 2 encuentros con la juventud. Uno, será la Jornada de la Juventud, en un  estadio de Futbol; y el segndo, con jóvenes de 23 paises asiáticos, en el santuario de Solmoe.

El sábado 16, el lugar será Gwanghwamun, donde beatificará a Paul Yun Ji-Chung, junto con otros 123 mártires, sacrificados en 1791. Otras actividades seran: En Kkottongnae, visita un centro de recuperación de discapacitados; la Casa de la Esperanza, y encuentro con religiosos y religiosas, así como laicos de movimientos apostólicos.

El domingo 17, La ciudad será Haemi, donde habrá otra reunión con obispos asiáticos y clausurará los trabajos de la Jornada de la Juventud.

Otro de los puntos culminantes será el lunes 18, con la celebracion de la misa a la cual se le ha denominado "Por la Paz y Reconciliación", en la catedral de Myeong-dong, en Seúl, y de ahi retornará al Vaticano.

Videos

Sin secretos

SITIOS WEB
Recomendados