21/11/17 | Puebla, México.

Lunes, 26 Junio 2017 21:25

Depresión, antesala de enfermedades como diabetes e hipertensión

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)
Depresión, antesala de enfermedades como diabetes e hipertensión Foto Especial

*4 de cada 10 casos de suicidio en México ocurren en jóvenes de entre 15 y 29 años


 Diario Sin Secretos

 
26 de Junio de 2017

 
Ciudad de México.- De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es la principal causa de discapacidad en el mundo y contribuye de manera significativa a la carga de morbilidad en la población[i]. Dicho padecimiento, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, así como trastornos del sueño o del apetito y falta de concentración, entre otros, afecta a más de 300 millones de personas en el mundo[ii].
 
Ante este panorama, más de 250 especialistas de América Latina y Norteamérica se reunieron en el ‘Encuentro de Neurociencias 2017’ organizado por la farmacéutica Pfizer para comprender y discutir los retos y perspectivas de la salud mental a nivel local y global, entre los que se abordaron los efectos en la funcionalidad y cognición causados por la depresión; la detección y prevención oportuna del suicidio, así como la relación de dicho padecimiento en el desarrollo de adicciones.
 
“Desafortunadamente hoy en día la depresión es la enfermedad más incapacitante, incluso por encima de la hipertensión arterial o la diabetes; sin embargo, los avances en el tratamiento de las enfermedades mentales son cada vez más integrales y permiten que, en el caso de la depresión, el paciente no sólo deje de sentirse triste y recobre el apetito o las ganas de vivir, sino que recupere su funcionalidad social, laboral y personal”, explicó el Dr. Alejandro Nenclares Portocarrero, Gerente Médico para la línea de Sistema Nervioso Central de Pfizer México.
 
En palabras del Dr. Raymond W. Lam, Presidente ejecutivo de la Red Canadiense para el Tratamiento de la Depresión y Ansiedad (CANMAT), “la recuperación funcional es muy importante, a veces incluso mucho más importante que la mejora de los síntomas. Por ello, las guías internacionales para el tratamiento de la depresión indican que el objetivo es la recuperación de la funcionalidad; que los pacientes regresen a sus trabajos, a cuidar de su casa y de sus familias, desempeñándose en los roles en los que se desenvuelven: padre, madre, hijo, estudiante, pareja, compañero, etc.”
 
“El objetivo del tratamiento de la depresión es la recuperación funcional sustentable, es decir, que el paciente se mantenga estable, sin recaídas. Si no se trata oportunamente, esta enfermedad puede ser la causante de otros padecimientos, pues duplica la posibilidad de infarto agudo al miocardio y la probabilidad de un accidente cerebrovascular; favorece y complica el desarrollo de diabetes, y precede y agrava el desarrollo de obesidad. Sin olvidar que puede anteceder consecuencias fatales como el suicidio”, sostuvo el Dr. Sergio L. Rojtenberg, miembro de la Asociación de Psiquiatras Argentinos (APSA).
 
De acuerdo con la OMS, cerca de 800 mil personas cometen suicidio anualmente, siendo ya la segunda causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años[iii]. En México, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la tasa de suicidios también va en aumento, donde el 40% de los casos ocurren en jóvenes, siendo actualmente la décimo quinta causa de muerte a nivel nacional[iv].
 
“Sabemos que del 60 al 80% de los pacientes que se suicidan padecían depresión. Por ello es indispensable estar atentos a los predictores de riesgo, entre los que se encuentran: intento previo de suicidio, hablar sobre la muerte, suicidios de personas cercanas, desesperanza, antecedente de abuso o humillación, que incluye el bullying, la ansiedad, etc.”, agregó el Dr. Rojtenberg.
 
Como se ha visto, la depresión puede aumentar la predisposición a otras enfermedades, incluyendo las adicciones. Pues según el tipo de depresión y la historia clínica del paciente, éste podría optar por consumir tabaco debido a su efecto antidepresivo; al consumo de alcohol cuando la depresión está acompañada por ansiedad ya que se busca un efecto tranquilizante; o a estimulantes como la cocaína o las anfetaminas cuando el paciente busca recuperar su energía o motivación para realizar sus actividades.
 
“Las enfermedades mentales son una disfunción individual, familiar y social, y usualmente se presentan en las décadas más importantes de la vida del paciente. Por ello, el tratamiento médico debe ser integral, pues muchas veces se desvincula la depresión o la ansiedad como causantes de las adicciones”, abundó el Dr. Mario González Zavala, Psiquiatra adscrito al Centro de Apoyo al Alcohólico y su Familiares.

Visto 548 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Videos

Sin secretos

SITIOS WEB
Recomendados